Fiebre Chikungunya

Los mosquitos propagan el virus sobre todo durante el día. Los síntomas pueden confundirse con los de la Fiebre del Dengue o del Zika.

Normalmente es transmitida de mosquitos a humanos, pero en ocasiones la Fiebre Chikungunya se transmite de madre a hijo durante el embarazo o en el nacimiento.

Sin embargo, durante los brotes el virus puede circular de humanos a mosquitos y viceversa.

Síntomas

Durante el período habitual de incubación de 3 a 7 días aparecen síntomas característicos como fiebre repentina, dolor de articulaciones, erupciones cutáneas, dolor de cabeza, fatiga, problemas digestivos y conjuntivitis (ojo rosado).

Tras la fiebre, se manifiesta un dolor de articulaciones agudo o rigidez que se prolonga durante varias semanas, meses o incluso años. Este dolor puede conllevar a la inmovilidad de las articulaciones afectadas.

Rara vez, se han documentado dolencias neurológicas como el síndrome de Guillian-Barré, parálisis, meningoencefalitis, parálisis flácida y neuropatía.

Prevención y tratamiento

La mejor prevención es usar un producto con un 50 % de DEET para evitar las picaduras de mosquitos combinado con redes antimosquitos, como Relec Extrafuerte.

Dado que no hay vacuna ni medicación específica para la Fiebre de Chikungunya, se recomiendan tratamientos de apoyo además del tratamiento sintomático de la fiebre y el dolor.

Si sospechas que sufres Fiebre de Chikungunya, consulta a un médico de inmediato e informa de que has viajado a una zona con Fiebre de Chikungunya.

Áreas de riesgo